Artículo publicado por: emprendedores.es

El germen fue Campus Madrid. Al espacio abierto por Google en 2015 le han seguido otros que están convirtiendo la zona de Madrid Río en un importante clúster tecnológico. Te contamos algunas de las iniciativas que lo habitan.

CAMPUS MADRID

El primero en abrir sus puertas fue Campus Madrid, en junio de 2015. Tras los campus abiertos en Londres, Tel Aviv y Seúl, Madrid fue la cuarta ciudad elegida por Google para abrir un campus de emprendedores. Situado en el número 2 de la calle Moreno Nieto, se trata de un edificio neomudéjar que antes fue utilizado por Isaac Peral, en 1892, para albergar la primera fábrica de acumuladores de energía eléctrica de España.

Dirigido por Sofía Benjumea, Campus Madrid cuenta con una superficie superior a los 3.000 m2 distribuidos en tres plantas. La primera cuenta con una cafetería de acceso libre mientras que la segunda y la tercera se reservan a las aceleradoras SeedRocket y Tetuan Valley y espacios de coworking para las startups. El balance de la trayectoria es hasta ahora positivo. Según la organización, en su ‘Informe Anual de las Startups‘ correspondiente a 2017, de los más de 226 millones de euros levantados por las startups que forman parte de su red global en 2017, las emergentes de Campus Madrid obtuvieron cerca de 76 millones de euros, exactamente el 34%. Desde su apertura, el total de capital levantado entre los miembros de este organismo era de 113 millones de euros. Los datos hablan también de más de 310 startups de la red de Campus Madrid que buscaron levantar capital en 2017 y la creación de un total de 3.952 nuevos puestos de trabajo entre todas las empresas emergentes que forman parte de la red de Campus de Google.

IMAGURU: UN LABORATORIO DE BLOCKCHAIN

En imaguru.es se presentan como una escuela de tecnología y una comunidad de startups. La empresa, de origen bielorruso y con sede en Minsk, decidió abrir su primera sede europea en Madrid, a finales de 2017. El emplazamiento elegido fue el número 5 del Paseo Marqués de Monistrol, “aprovechando el ecosistema tecnológico que se está configurando en la zona y el flujo de startups que pasan por sus espacios de coworking”.

Se erigen como centro de conocimiento con experiencia tecnológica de Europa del Este y España con el foco puesto en la tecnología del blockchain. En esta línea, ofrecen cursos de formación y espacios de coworking, pero también organizan conferencias y talleres gratuitos de todo tipo para emprendedores, meetups de blockchain y, cada tres meses, hackathons de cadena de bloques en los que, durante 48 horas, unen a personas con ideas pero sin conocimiento tecnológico con expertos en esta tecnología.

Entre sus programas cuentan también con el que denominan ‘Bootcamps innovadores’ consistente en una formación de una semana para desarrollar la innovación dentro de la empresa. Incluye la capacitación de empleados clave de la empresa en los campos de la metodología del desarrollo de innovaciones, la estrategia de pensamiento creativo, la metodología de trabajo con nuevas empresas y también el conocimiento de las tendencias de desarrollo clave de La puesta en marcha y el ecosistema de riesgo, las tendencias tecnológicas mundiales y los fundamentos del sistema de inversión de riesgo.

Lee el artículo completo siguiendo este link 😉